La mega replica omega De Ville Hour Vision De Ville Hour Vision comparte su nombre con un modelo que se produjo por primera vez en 1949: también se ofreció en oro replica omega rosa con un simple dial de tres manos, pero vino con un movimiento automático de “parachoques”, muy popular en Relojes omega del día. El Trésor original tenía un tamaño excesivo de 37,5 mm de diámetro y presentaba una esfera recortada con índices de hora prominentes sobre un terreno estéril, una corona firmada y una caja de oro esbelta. Fue un reloj construido y con un precio para los mercados de América del Sur, y como resultado, sigue siendo en gran parte desconocido para la mayoría de los coleccionistas casuales de hoy. El nuevo modelo toma señales visuales del original, conservando la personalidad que hombre y mujer relojes online encapsula el encanto distintivo de los relojes de vestir Omega de época. ¿Podría ser este el mejor reloj de vestir posterior a la crisis de cuarzo de Omega?


¿Por qué clamamos por los relojes de vestir vintage? La rareza, la pátina y la personalidad son las respuestas fáciles, pero cuando se trata de eso, los relojes que disfrutan de la tecnología más moderna por lo general tienen una tendencia a evitar todo tipo de moderación cuando se trata de diseño. Al final del día, la mayoría de nosotros elegiremos las cualidades eternas de menos diseño, comodidad en la muñeca y facilidad de uso sobre réplica hombre Omega De Ville Hour Vision De Ville Hour Vision relojes las complicaciones modernas y los materiales sensuales. La superposición de estilo impecable y funcionalidad de vanguardia es un paisaje escaso.

Todos los relojes Omega De Ville Hour Vision 30 cuentan con una caja circular de acero inoxidable con corona Omega firmada y un fondo sólido con el logotipo del hipocampo. La estética general, con índices de horas finas y una esfera limpia y sin decoración, fue similar a la de otros relojes de vestir Omega, incluido el conocido DeVille. Durante un tiempo hubo relojes de vestir y relojes deportivos con el nombre de Seamaster, pero finalmente Omega eliminó por completo a los Seamasters más elegantes.

El Omega De Ville Hour Vision Automático Co-Axial Case_material Rose gold Steel  se encuentra en la intersección del pasado de diseño de Omega y su progresión actual hacia la redefinición del movimiento mecánico moderno. Es una dicotomía que representa lo mejor de la creciente línea de relojes diversos de Omega. En lugar de contentarse con las recreaciones y homenajes a sus relojes de importancia histórica, Omega ha aprovechado un enfoque evolutivo con el Trésor. Se las arregla para equilibrar un conservadurismo distinto y la moderación con una construcción y ejecución completamente modernas. Si bien el reloj logra una presencia cómoda y familiar en la muñeca, hay algo no convencional en la vista desde la parte posterior.

Los relojes de este tipo tienden a confiar en la ejecución clásica y el acabado cuando se trata del movimiento. Al voltear un Royal Oak, un Calatrava, un Patrimonio o un 1815, encontrará una vista hermosa y clásica de sus respectivos movimientos.
El Trésor, por otro lado, es el hogar del calibre 8511 de Omega, un devanado manual, un asunto coaxial repleto de materiales exóticos y una composición completamente original que llena la totalidad del estuche de exhibición. Es moderno, inesperado y casi brutal a primera vista. Si bien no lo llamaríamos exactamente elegante de la misma manera que lo son los relojes mencionados anteriormente, el 8511 es una salida bienvenida dentro de la categoría y una que empuja los límites de nuestras expectativas de relojes de lujo.
Si las tendencias recientes son un indicio, los relojes modernos están destinados a ser muy exigentes, los casos y las marcaciones de gran tamaño, las complicaciones inútiles y las dimensiones no razonables. Trésor pone todo eso en el pasto, demostrando que los relojes modernos pueden abrazar los ideales que encontramos tan atractivos en los relojes antiguos: diseño moderado, tamaño manejable y sin complicaciones extrañas. Se encarna de todo lo que amamos sobre los relojes de vestir, y de una manera descaradamente progresista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*